La dislalia es un trastorno de articulación de los fonemas, bien por no estar presentes en nuestro lenguaje o por alteración de algunos sonidos, esta alteraciones lenguaje pueden afectar a cualquier fonema del español.

Es uno de los trastornos del lenguaje más común en niños y que mejor diagnóstico y pronostico presenta pero es importante intervenir sobre él antes de que los pequeños comiencen con el periodo de la lecto-escritura, porque el español es una lengua muy trasparente, se escribe igual que se lee por ello debemos evitar que los errores de la pronunciación se trasladen a la escritura.

En la dislalia se debe intervenir en una forma global ya que no solo debemos tenerla en cuenta como algo articulatorio si no como un trastorno en el que hay que trabajar muchas capacidades como son:

  • Prerrequisitos Básicos

Para conseguir una buena articulación  hay que saber secuenciar adecuadamente el patrón motor para cada fonema

  • Discriminación auditiva:

Se trata de diferenciar fonemas que se articulan de manera parecida como por ejemplo /s, z/

  • Reconocimiento visual
  • Integración del fonema dentro del lenguaje espontaneo tanto escrito como oral